sábado, 7 de maio de 2016

LECCIÓN 4 - NADIE QUE CAMBIAR SINO UNO MISMO Neville Goddard (1948)

-

Publicado em 10 de mar de 2014
Este audio solo ha sido subido a YouTube para compartir las enseñanzas del gran Neville Goddard en español. No se tienen intereses comerciales, ni de ningún tipo.

Traducido por Javier Encina
La conferencia original en inglés es LESSON 4 - NO ONE TO CHANGE BUT SELF
Facebook: Neville Goddard en traduccion al español
https://www.facebook.com/groups/16210...

Neville Goddard nació el 19 Febrero 1905 en St. Michael, Barbados, en las Antillas británicas, hijo de Joseph Nathaniel Goddard, un comerciante, y de Wilhelmina Hinkinson. Neville, fue el cuarto hijo de una familia de nueve niños y una niña.

En 1922 Neville vino a los Estados Unidos a bordo del SS. Vasari para estudiar teatro a la edad de diecisiete años, y durante este tiempo se casó con su primera esposa, y tuvieron un hijo juntos, llamado José Neville Goddard.Mientras estaba de gira con su compañía de danza en Inglaterra desarrolló un interés en la metafísica después de entablar una conversación con un escocés que le prestó una serie de libros en los poderes de la mente. A su regreso a Nueva York renunció a la industria del entretenimiento para dedicar toda su atención al estudio de los asuntos místicos.

El primer matrimonio de Neville Goddard fue de corta duración, y permaneció solo durante años hasta que en la década de 1930 conoció a su segunda esposa. Tuvieron una hija llamada Victoria o “Vicky”.En 1943, Neville fue reclutado por el Ejército de los EE.UU a la edad 38 años a pesar que no quería, sobre todo porque sentía que era demasiado viejo para ser un soldado y tenía una mujer y su hija en casa para cuidar. A través del poder de la imaginación, como Neville dijo que en su informe del 24 de marzo de 1972,, fue dado de baja honorablemente después de sólo unas pocas semanas de entrenamiento. Una de las consecuencias de su breve entrenamiento del Ejército fue que él recibió la plena ciudadanía de los Estados Unidos.

Abdullah – Profesor de Neville Goddard

El interés de Goddard en interpretaciones esotéricas de la Biblia se profundizó después de conocer a Abdullah, un Judio Ethopian quien disertó sobre cristianismo esotérico y enseñó tanto Goddard y Joseph Murphy. Neville fue a escucharlo un poco bajo protesta de satisfacer la insistencia constante de un amigo, decir “Recuerdo la primera noche que conocí a Abdullah. Me había demorado a propósito de ir a una de sus reuniones, porque un hombre cuyo juicio no confiaba había insistido en mi asistencia. Al final de la reunión, Ab se me acercó y dijo:: "Neville,, que tienen seis meses de retraso.’ Sobresaltado, Me pregunté cómo sabía mi nombre, cuando dijo:: dijo:" Los hermanos me dijeron que estaría aquí hace seis meses.’ Luego añadió: "Me quedaré hasta que haya recibido todo lo que os debo dar. Luego me iré.’ Él, demasiado, puede haber anhelado ir, pero tenía que esperarme.” De esta introducción, Neville estudió con Abdullah hebreo, la Cábala, y el significado simbólico de la Escritura escondida.

Conferencias de Neville Goddard

Después de viajar extensamente a través de los Estados Unidos,, Neville finalmente hizo su casa en Los Ángeles, donde, en la década de 1950, le dio una serie de charlas en la televisión y radio, y por muchos años dado conferencias regularmente a las audiencias de capacidad en el Wilshire Ebell Theater. En la década de 1960 y principios de 1970, que limita la mayor parte de sus conferencias a Los Ángeles, Nueva York, y San Francisco.

En sus primeras conferencias y libros Neville sólo se habla de lo que él llamó La Ley, la técnica de creación de la propia realidad física a través de imaginar. Es esta parte de su expresión que otorga más de cerca con las enseñanzas del movimiento del Nuevo Pensamiento. En la descripción de La Ley, Neville relató cómo él hizo un viaje por mar desde Nueva York a ver a su familia en Barbados durante theDepression, sin dinero propio.

Relató cómo, por el uso del poder imaginal, fue dado de baja honorablemente del servicio militar para continuar sus conferencias durante la Segunda Guerra Mundial. Él dio a su público en San Francisco en 1950 y 1960 las cuentas de cómo otros habían hecho uso de la ley. Se refirió a que en la televisión en el área de Los Ángeles, decir, “Aprende a usar tu poder imaginal, cariñosamente, en nombre de otros, para el hombre se mueve en un mundo donde todo está sujeto a su poder imaginal.”